Almacenamiento de mercancías para la gestión logística

La gestión de inventario es una cosa importante a tener en cuenta en el mundo de los negocios, especialmente en el comercio minorista. Incluso qué tan profesional puede ser un negocio minorista desde el sistema de gestión de existencias o el inventario de mercancías. Imagínese, si el cliente no obtiene los artículos requeridos por falta de stock y esto ocurre repetidamente. Por supuesto, tendrá un impacto en la disminución de la imagen de la tienda.

¿Cuál es la importancia del almacenamiento de mercancías en la gestión logística?

Hemos analizado una serie de funciones. Estos son:

Creación de utilidad de tiempo: hay productos que se producen de forma continua durante todo el año mientras son estacionales. El almacenamiento permite que los bienes estén disponibles para los compradores siempre que estén en demanda.

Creación de utilidad de lugar: otra función del almacenamiento es hacer que los bienes estén disponibles para un comprador en su lugar de trabajo cuando los necesite. Crea una utilidad de lugar por ubicación de almacenes, por ejemplo, un minorista puede obtener productos en unas pocas horas o minutos poniéndose en contacto con el almacenamiento del mayorista.

Función financiera: el almacenamiento ayuda a obtener o aumentar préstamos al proporcionar seguridad colateral de los bienes almacenados.

Creación de utilidad de forma: Ciertos productos mejoran en calidad o deseabilidad durante el almacenamiento, por ejemplo, curado de tabaco, licor, etc. Por lo tanto, el almacenamiento crea utilidad de forma en ciertos productos.

Precios de estabilización: Otra función del almacenamiento es estabilizar el precio haciendo que los productos estén disponibles en el mercado siempre que haya demanda.

Producción regular: el almacenamiento cumple la función de suavizar las irregularidades en la producción, en la era actual de la competencia, cada fabricante trata de producir en previsión de la demanda para proporcionar un suministro gratuito en el mercado y en el tiempo.

Capacidad para enfrentar las calamidades naturales: el almacenamiento permite a la sociedad enfrentarse a calamidades naturales como inundaciones, hambrunas, sequías, etc. En tales emergencias, los productos básicos pueden estar disponibles desde el almacenamiento.

Reducción del riesgo: el almacenamiento reduce el riesgo del propietario de los bienes ya que el propietario de los mismos puede almacenar mercancías en almacenes de renombre que absorben una parte del riesgo.

Ahorro en costos de transporte: el almacenamiento permite la acumulación de existencias para ser transportadas en grandes cantidades a fin de reducir los costos de transporte.

Economías de gran escala: el almacenamiento permite preocuparse por lograr economías de producción a gran escala, compra y venta a gran escala, etc., ya que los productos pueden guardarse en las tiendas.